Renovación de los Mandos del Escuadrón

Renovación de los Mandos del Escuadrón

El pasado 24 de noviembre, se celebró la renovación de los mandos dentro del Escuadrón de Soldados Romanos y  Banda de Cornetas y Tambores Chaquetillas Colorás de la Pontificia y Real Cofradía y Hermandad Sacramental de Ntro. Padre Jesús Nazareno, María Stma. de los Dolores Nazarena y San  Juan Evangelista.

Los Candidatos aspirantes a los mandos para el año 2019 eran los siguientes componentes del Escuadrón, D. Ricardo García Pedrajas para Capitán, D. Javier Millán Moreno para Teniente y D. Miguel Ángel Molina Galisteo para Alférez. Tanto el Capitán como el Teniente siendo componentes de los Soldados y el Alférez de lo Chaquetillas Colorás.

El escuadrón, tras consultar a sus miembros mediante una votación interna, decidió proponer al Hermano Mayor los siguientes hermanos para que fueran designados a los correspondientes mandos, tal y como indica el Reglamento de Régimen Interno de la Hermandad:

Capitán: D. Ricardo García Pedrajas

Teniente: D. Javier Millán Moreno

Alférez: D. Miguel Ángel Molina Galisteo

Una vez aceptados los nuevos mandos por el Hermano Mayor de la Cofradía y Hermandad, en la Capilla de Ntro. Padre Jesús Nazareno en el Templo Jubilar franciscano, se hizo el tradicional acto de traspaso de poderes ante Nuestros Titulares donde, después de leer el Evangelio según S. Mateo 8-5.13 por parte de nuestro Capellán y en presencia del Hermano Mayor, se realizó el propio acto de traspaso.

Dicho acto consistente en el Juramento por parte de los nuevos mandos, a los cuales se les hizo entrega de las enseñas y atributos del Escuadrón, recibiendo la Espada el nuevo Capitán por parte del anterior, la Bandera del Escuadrón al nuevo Teniente por parte del anterior y la Estrella de Alférez al mismo por parte del anterior.

Para concluir el acto, que ya es costumbre en el seno de la Cofradía y Hermandad, el Hermano Mayor refrendó y designó lo nuevos mandos propuestos por el Escuadrón, finalizando así con una oración y con un emotivo ¡¡¡Viva NTRO. PADRE JESÚS NAZARENO!!!

 

Misa Jubilar con las Centurias, Imperios y Escuadrones ….

Misa Jubilar con las Centurias, Imperios y Escuadrones ….

Una mañana de domingo llena de contrastes la que se ha vivido hoy en la Iglesia de San Francisco. Pese a la lógica tristeza por la suspensión de la I Concentración de Centurias, Imperios y Escuadrones Romanos “Ciudad de Priego”, hay que destacar los buenos momentos que han existido en la Misa que se ha celebrado en su lugar.

Representaciones y juntas directivas de las distintas Centurias e Imperios llegadas desde Montoro, Montilla, Úbeda, Aguilar y Alcaudete, junto a los dos Escuadrones de Priego de Córdoba, Nazareno y Columna, han participado en la celebración, tras la que se han vivido momentos intensos y emotivos durante el intercambio de recuerdos e imposición de bandas a los guiones y estandartes.

Un acto que ha contado con la asistencia de las autoridades locales, en la persona del Ilmo. Sr. Alcalde de Priego de Córdoba, D. José Manuel Mármol Servián, la Excma. Sra. Alcaldesa de Montoro, Dª Ana María Romero Obrero y miembros de la corporación municipal de ambas localidades, así como representantes de la Agrupación de Cofradías y Hermandades de Priego de Córdoba y miembros de la Cofradía y Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno.

Tras la celebración se ha ofrecido una copa a los asistentes al acto, donde ha reinado el buen ambiente y camaradería, creándose vínculos entre las distintas Centurias, Imperios y Escuadrones asistentes, que esperemos se conviertan en una oportunidad de volver a verlos desfilar conjuntamente por nuestra ciudad en un futuro no muy lejano.

Suspendida la “I Concentración de Centurias, Imperios y Escuadrones Romanos, Ciudad de Priego”.

Suspendida la “I Concentración de Centurias, Imperios y Escuadrones Romanos, Ciudad de Priego”.

La Pontificia y Real Cofradía y Hermandad Sacramental de Nuestro Padre Jesús Nazareno, María Santísima de los Dolores Nazarena y San Juan Evangelista de Priego de Córdoba comunica que:

La I Concentración de Centurias, Imperios y Escuadrones Romanos “Ciudad de Priego” del próximo domingo día 11 de marzo ha sido suspendida.

Lamentablemente la inestabilidad atmosférica y la lluvia que nos acompaña desde hace varias semanas, va a seguir durante las jornadas del sábado y domingo. Desde la Cofradía y Hermandad creemos que la decisión acertada, aunque dolorosa y no deseada, es suspender a concentración. Una decisión responsable, meditada y que siendo conocedores del ingente patrimonio material y humano que iba a estar expuesto este día, hemos adoptado para no arriesgarlo de forma innecesaria.

En sustitución de dicho acto, se celebrará una misa, que tendrá lugar (D.m) en el Templo Jubilar de San Francisco a las 13:00 h del próximo domingo 11 de marzo.

Centurias participantes en la “I Concentración Ciudad de Priego”

Centurias participantes en la “I Concentración Ciudad de Priego”

Las Centurias que van a participar el próximo domingo, 11 de marzo, en la I Concentración de Centurias, Imperios y Escuadrones Romanos Ciudad de Priego y si el tiempo lo permite, serán las siguientes:

1.- Centuria Romana de la Archicofradía del Señor de la Humildad, Stma Virgen de la Piedad, Stma Virgen de la Antigua y Santo Entierro de Alcaudete, Jaen.

La Centuria Romana de la Archicofradía del Señor de la Humildad fue creada el 26 de febrero de 1854 y reglamentada el 12 de Marzo de 1868. Así reza en el primer capítulo de los estatutos de nuestras Centuria que se redactaron en 1912 y aprobaron por el obispo de la época en 1914. Siendo su principal objetivo el servicio y custodia de la Imagen del Señor de la Humildad y Santo Sepulcro y acompañarlos en sus estaciones de penitencia.

Nuestra cofradía data de finales del siglo XVI, así que no es de extrañar que nuestros orígenes sean anteriores a la fecha estatutaria, donde se reglamentó nuestra organización.

Mas de siglo y medio llevamos pues prestando este servicio a nuestros Sagrados titulares que se han incrementado a lo largo de los años con las advocaciones de la Stma Virgen de la Piedad y Stma. de la Antigua. Procesionando por las calles de Alcaudete el Miércoles Santo con la Stma. Virgen de la Piedad, el Jueves Santo con el Señor de la Humildad y Stma. de la Antigua y el Viernes Santo con el Santo Entierro.

Destacar que, aunque hemos evolucionado durante este tiempo, mantenemos la misma organización y de aquella época aun conservamos los uniformes que actualmente lucen nuestros tenientes abanderados.

2.- Antigua e Ilustre Cofradía Nuestro Padre Jesús Nazareno

FUNDADA el día 18 de Mayo de 1592, en el Convento de los Carmelitas Descalzos de Alcaudete, por el Obispo de la Diócesis, don Francisco Sarmiento, quien ordenó que se trajeran para la misma las normas por las que se regían los carmelitas descalzos del Convento de Baeza.

Posteriormente la Cofradía ha ido adquiriendo las Imágenes del Santísimo Cristo de la Expiración, Santísimo Cristo de la Columna, y Santísima Virgen de la Amargura.

La actual escuadra de romanos no existe constancia documental de su fundación, si bien es cierto que debido a los Pasos Vivientes introducidos por los Carmelitas Descalzos en nuestra localidad, tras el Concilio de Trento, existe constancia de la participación de nuestras escuadras tanto en los pasos “Del Prendimiento y Venta de Jesús, y Arrepentimiento de Judas” como en el paso de la “Sentencia a Jesús”, donde las centurias romanas ocupaban un lugar destacado.

Nuestra primera referencia escrita aparece en los estatutos de las legiones romanas de la Cofradía amiga del Señor de la Humildad (año 1750), donde textualmente explicita que estas “legiones acompañaran a las escuadras de legiones romanas de la Cofradía de Jesús, en la procesión del Viernes Santo”. Todo ello nos habla de unas escuadras centenarias, que desde 1920 nos consta su participación ininterrumpida en desfiles procesionales con nuestra imagen titular Nuestro Padre Jesús Nazareno, para lo cual se elaboraron unos estatutos, que actualmente siguen vigentes en dichas legiones romanas.

Es de destacar  la participación y rescate de algunos pasos vivientes inmemoriales de esta cofradía como la “sentencia a Jesús”, que desde 1995 realizan dichas escuadras en casco antiguo de nuestra localidad, a los pies de nuestra parroquia, Santa María la Mayor y murallas del Palacio calatravo.

En cuanto a participación de nuestras escuadras, innumerables han sido sus asistencias a concentraciones romanas, Villanueva de Córdoba, Bujalance, Moriles, Alcalá la Real, Noguerones Beas de Segura, y participación en la primera muestra de arte cofrade andaluz (Arcoan 2010) en la capital del Santo Reino, así como también en las tres concentraciones romanas realizadas en nuestra localidad.

La Cofradía cuenta con dos Escuadras de Romanos:

Escuadra de Gastadores

Don Martin Alonso de Córdova  y Velasco (Martinillo Zancajo)

Compuesta por un cabo y ocho soldados romanos.

Cuyo traje consta de:

-Chaqueta color marfil con peto rojo y botones dorados, manguitos rojos rematados con un filo rizado blanco.

-Pantalón rojo, finalizado también con filo rizado blanco.

-Capa a medio hombro de color morado

-Botas a media pierna rojos.

-Casco dorado con plumero morado.

Este uniforme tiene sus orígenes en las tropas de los condes y señores feudales de Alcaudete como Don Martin Alonso de Córdova  y Velasco (Martinillo Zancajo), intrépido capitán de las tropas reales que dio origen a la casa de los Fernández de Córdoba, que dado la devoción a nuestra Imagen titular por tantos favores recibidos, en batallas con el infiel en norte de África, ordenaron como tributo, la escolta permanente con trajes de gala en todos los desfiles procesionales de Nuestro Padre Jesús Nazareno.  Es por ello el mantenimiento simbólico actual de dicha escuadra, conservando uniformes en buen estado, en museo de nuestra casa de hermandad, con más 170 años de antigüedad.

Escuadra de legiones Romanas “Quo Vadis”:

Popularmente conocida como escuadra de “Quo Vadis” pues la Junta Directiva según consta en acta de 1950 adquirió dichos uniformes a la productora de la película del mismo nombre, “Quo Vadis” rodada en Zaragoza en dicha fecha.

En el año 1995 se amplió la escuadra con siete ropas nuevas, estas ya se han confeccionado igual que las primitivas.

Está formada por un cabo y once soldados. Y tres legionarios portando el tradicional Senatus (SPQR).

La ropa consiste en:

-Una camisa larga blanca, con cenefas romanas en las mangas y faldón.

-Leotardos color carne

-Una faldilla de cuero a tiras rojas con adornos dorados

-Unas muñequeras de cuero con adornos dorados

-Coraza dorada con un medallón único en el centro, es decir la boca del mundo.

-Capa terciopelo roja

-Zapatillas de tiras

-Casco dorado con plumas blancas, excepto los de las insignias y el cabo que los llevan rojas.

El mando de las dos escuadras está formado por:

Un comandante, un capitán y un teniente abanderados, cuya ropa es idéntica a los de los Gastadores, excepto en que la chaqueta es azul y capa a doble hombro morada.

Un General, un Coronel y un Teniente Coronel, con la ropa idéntica a los Gastadores, excepto en las chaquetas que son azules las del Coronel y Teniente Coronel y morada la del General, con capas a doble hombro moradas.

La tradición de los romanos en esta Cofradía es muy antigua, y fuertemente arraigada en Alcaudete, con anécdotas  entrañables, como los honores de guardia que montaron en Capitanía General de Granada, al personarse en sus instalaciones el General de “Meregildo”, al confundirlo con un verdadero general del ejército español  y a la postre era el general de los romanos de Jesús, que acudió para la compra  unas bandoleras y galas de segunda mano para banda de cornetas y tambores de Jesús Nazareno,  siguiendo instrucciones del presidente de la Cofradía y verdadero Coronel de estado mayor, D. Manuel Diez Valderrama. En fin familias enteras que han guardado el amor inculcado por sus mayores  por esta  tradición, como la familia del General Merino, que tras 5 generaciones mantienen vivo el espíritu de su predecesor, cuando instituyó testamento en favor de dichas escuadras, o como el General “Meregildo” que puso hacienda y economía familiar para el mantenimiento de las misma y así continua haciéndolo su nieto.

AGRUPACION MUSICAL “EL NAZARENO”.

Fue fundada como Banda de Cornetas y Tambores hace más de 100 años, para acompañar a la Sagrada Imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno.

Surge como Agrupación Musical  tras la disolución de la antigua Banda de Cornetas y Tambores, más conocida como la “Banda de los Gitanos”, cambiando su estilo a Agrupación Musical.

En la actualidad consta de  65 componentes todos jóvenes cofrades con un largo repertorio, con composiciones propias, orientados por su maestro musical D. Cristian Palomino Olías, y regidos por director de viento D. Jesús La Rosa y director de percusión D. José  Antonio Castillo.

Esta Agrupación musical se ha convertido en verdadero orgullo cofrade no solo por su calidad musical, sino también por su verdadero compromiso cofrade.

Entre sus actuaciones fuera de la Hermandad cabe destacar el acompañamiento a Nuestra Patrona La Virgen de la Fuensanta en su salida extraordinaria de Parroquia de Santa Marina, Sevilla,  a Nuestro Padre Jesús Cautivo de Jaén, a la Cofradía de la “Pollinica” en Vélez Málaga, Cristo Resucitado de Torredelcampo, San Juan Evangelista, Santo Entierro y Virgen de los Dolores de Valdepeñas de Jaén, Cristo del Amor de Martos, Borriquilla, Oración en el Huerto y  Santo Entierro en Alcaudete,   además de Certámenes  musicales de La Rosa de Oro, Jaén, Ciudad de Martos, Salón Cofrade de Doña Mencia, Tradicional certamen Ciudad de Jaén,  Ciudad de Espejo (Córdoba) y  otros actos con la Hermandad,  en las innumerables Concentraciones Romanas.

El uniforme está compuesto por:

Traje negro de gala, y tricornio del mismo color, con adornos dorados.

3.- Real Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno

El origen de la Agrupación Musical Imperio Romano se remonta a mediados de siglo pasado y ha tenido varias interrupciones en toda su historia. La última etapa, anterior a la actual, y quizás la más conocida comenzó en el año 1984 y finalizó en el 2005. 

Durante el año de 1984, comienza a gestarse en el seno de la Directiva de la cofradía la idea de organizar una Banda de Cornetas y Tambores, para que junto con la escuadra ya creada, formar un Imperio Romano recuperando así otra de las tradiciones de La Cofradía y también de la Semana Santa de Aguilar: las bandas de romanos. De forma que, en la Junta General del 14 de abril de 1984 se propone y aprueba el proyecto de creación de esta banda. En la mayoría de estas etapas el Imperio Romano fue una banda de cornetas y tambores, siendo en la última cuando se cambió a agrupación musical con la idea de incrementar la calidad musical de la misma. 

El Jueves Santo día 4 de abril de 1.985 desfila el Imperio Romano por primera vez, con el Estandarte, durante la tradicional Visita de las Cofradías a los Sagrarios. El estandarte estaba compuesto por águila situada sobre una barra transversal de metal dorado, moneda con la efigie laureada simbolizando al cesar por el anverso y la de un soldado romano por el reverso -ambas de perfil-, y tablilla rectangular con las letras “SPQR”, todo ello en madera cromada en dorado, colocado el conjunto por ese orden en una barra de metal dorado. En los extremos de la barra transversal, como remate, dos borlas en hilo de color cobrizo. 

En la actualidad, la Agrupación Musical Centuria Romana de Nuestro Padre Jesús Nazareno está compuesta por músicos cofrades de Aguilar de la Frontera y también de localidades cercanas de la provincia (Montalbán y La Carlota). La mayoría de estos miembros ya fueron componentes de la anterior etapa de la Agrupación y también de diversas formaciones ya desaparecidas en el pueblo de Aguilar, contando con 70 componentes y con un repertorio de estilo clásico con marchas de la Agrupación Musical Virgen de los Reyes o Agrupación Musical Santa María de Arahal entre otras. Además, el Imperio Romano cuenta en su haber con diversas marchas propias como “Legiones Romanas” de D. Luis Alberto Fernández Pericet y algunas otras que actualmente no están en su repertorio y varios trabajos discográficos.

La Centuria Romana de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Aguilar de la Frontera cuenta además, con una escuadra de lanceros bajo el mando de un capitán, que escoltan de manera ejemplar a la agrupación musical en sus dos salidas oficiales junto a su titular, viernes de dolores y viernes santo.

La Agrupación Musical ha contado durante todas sus etapas con diversos uniformes. Actualmente la formación ha recuperado el uniforme de gala con el que vestía la Agrupación en la última etapa y que utiliza en la actualidad. Además, dispone de traje de romano utilizado en exclusividad para acompañar al titular de la Real Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno, compuesto por túnica en raso blanco; capa de terciopelo de color morado con adornos y flecos en oro; coraza de metal dorado con un águila como motivo; y faldones, manguitos y hombreras en cuero con incrustaciones metálicas y casco metálico con plumas naturales. 

La dirección de la banda es responsabilidad de D. Juan Carlos Jiménez Rubio. La dirección musical corre a cargo de D. Manuel María Castro Pulido y la subdirección de Adrián Maestre Navarro.

4.- Imperio Romano de Montoro (Córdoba).

Ahondar en el origen de nuestras costumbres, es embutirse en calendarios pasados.

Las primeras referencias documentales para la historia de los romanos de Montoro fueron curiosas y se reflejan en la obra “Documentos para la historia de la cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno. Siglos XVI-XX”. De esta forma sabemos que en 1694, un devoto decidió abonar por su cuenta y riesgo la salida procesional de una compañía de soldados que acompañasen la estación de penitencia de Nuestro Padre Jesús Nazareno.

El benefactor fue Juan de Obejo, y parece que se dedicaba al oficio de zapatero.  Costeó a sus expensas la comida que se le daba a los pates de mingala, o porta estandartes que rondaban entre los diez y treinta reales de vellón; a un soldado que se encargaba de tocar el tambor batiente en la procesión al cual parece que se le abonaba la suma comprendida entre los diez y veinte reales, y costeó también las pieles de gineta con las que adornaban los estandarte y demás insignias, colgando los rabos de este animal de las astas que portaban. Además también se encargaría de ofrecerles comida a los integrantes de esta pequeña compañía de soldados

Como vemos la costumbre de que saliese soldados romanos en Montoro hunde sus raíces más allá del segundo tercio del siglo XVII, y podemos incluso aventurarnos a que el nacimiento de soldados romanos acompañando a la imagen de Jesús nacería en torno a los años cuarenta-cincuenta del siglo XVII.

El siglo XVIII discurrió con bastante tranquilidad, no obstante la Semana Santa de 1788 tuvo que ser muy complicada, tan complicada que casi estuvo a punto de causarle algún estrago a nuestras costumbres pues casi estuvieron a punto de desaparecer los romanos. Por este motivo el 8 de Junio de 1788 Alonso Valverde, Capitán de la Soldadesca; Isidro Beltrán, Alférez de la misma, Francisco Toledano, Miguel Notario, Pedro Grande, Bernabé Carpio, Pedro Notario, Nicolás de Luque y Sebastián Caballero, todos vecinos de Montoro, aprobaron las reglas que regirían en lo sucesivo a la compañía de Soldados Romanos de Montoro, por hallarse su cuadrilla desecha tras las procesiones de la Semana Santa.

Las Reglas eran las normas fundamentales por las cuales se regia en funcionamiento de una cofradía, hermandad, o en nuestro caso la compañía de soldados romanos de Montoro.

Tras salir a la luz esta reglamentación, pasamos a un siglo XIX donde hallamos en un principio dos compañías de alabarderos de funcionamiento distinto y diferente hasta que parecen reorganizarse en un solo escuadrón entre 1850 – 1860.

Desde entonces han funcionado como los conocemos hoy en día, sin que se halla interrumpido su salida que tan solo peligró en 1935 por la falta de medios económicos.

Tras la Guerra Civil, en 1940 comienzan a acompañar a Nuestro Padre Jesús Nazareno por las calles de Montoro, aunque sin que la Junta estuviera bien delimitada por la falta de efectivos. Este año es el famosamente conocido de los romanos con pelliza, al no contarse con todos los atavíos que adornan los trajes  hasta que en 1941 se nombra nueva junta directiva. Desde entonces han sido comandantes: D. Juan Cano Serrano, D. Francisco García Serrano, D. Juan Martín Madueño Torres Pardo, D. Diego Luque Raigada y D. Juan Martín Madueño Muñoz.

Desde antaño su título fue Compañía de Romanos de Montoro, siguiendo con ese mismo apelativo, aunque popularmente conocido como Imperio Romano de Montoro. El cuerpo del Imperio Romano, bajo las ordenes de un Comandante, está formado en la actualidad por cuatro escuadras de gastadores, Banda de cornetas y tambores, cuerpo de mandos e insignias y el cuerpo de granaderos, con un total de unos cuatrocientos componentes.

5.- BANDA DE CLARINES, CORNETAS Y TAMBORES Y CENTURIA ROMANA IX HISPANA DE LA REAL COFRADIA DEL SANTISIMO CRISTO DE LA HUMILDAD Y NUESTRA SEÑORA DE LA FE. UBEDA.

La Banda y Centuria de soldados romanos, se crea en el seno de la Real Cofradía del Santísimo Cristo de la Humildad y Nuestra Señora de la Fe, en el año 1.913, en Úbeda (Jaén). Compuesta por una veintena de soldados romanos armados de tambores y cornetas, abre la comitiva que acompaña al Señor de la Humildad en su primera estación de penitencia en el año 1.914.

Quizás por su peculiaridad sea única en el concierto de bandas de cabecera del panorama nacional. En sus casi cien años de historia, ha sufrido numerosas modificaciones y altibajos, llegando incluso a desaparecer momentáneamente en el año 1.975, volviendo a ser rescatada con sus características habituales por Antonio Ruiz Guerrero, que fue presidente de la Hermandad desde el año 1.985 hasta el año 1.995, dando este presidente un gran impulso a la banda de romanos. Actualmente se encuentra en pleno proceso de expansión.

En esta aproximación y podríamos decir, casi fidelidad histórica a las legiones romanas; la maquinaria bélica mas importante y arrolladora de la antigüedad; nuestra banda intenta recrear a las mismas tanto en la jerarquía de sus mandos, como en los instrumentos utilizados, así como en sus símbolos, estandartes, indumentaria, formación, toques musicales y paso militar.
Está compuesta por 80 miembros, lo que constituye una centuria correspondiente a una legión alto imperial del ejercito romano.
El momento histórico que representa nuestra banda es cuando Jesús, preso, es llevado al pretorio y ya se encuentra ante la justicia romana. Ha sido flagelado, escupido, maltratado y humillado. Ahora es presentado como falso Rey, en su cuerpo escarnecido se observa toda la brutalidad romana, esa brutalidad que también forjo un Imperio.

Su nombre de Hispana procede de una de las legiones que constituían la flor y nata de los ejércitos de Octavio Augusto, junto a otras legiones como Alaudae o Gémina, eran llamadas allí donde el conflicto bélico era mayor.
El Centurión es el jefe de nuestra centuria, con su penacho transversal que servia para distinguirlo y diferenciarlo de los demás soldados en el fragor de la batalla y su vara de mando, una rama de sarmiento llamada “vitis”. Su aspecto aguerrido evoca al de los antiguos oficiales de la mítica Esparta. Este es un oficial de rango inferior, existiendo numerosas categorías de centuriones.

De entre los suboficiales destaca el “Optio”, segundo al mando del centurión. Con su penacho diseñado generalmente en varios colores, que le distingue de los demás soldados. Su vara de mando característica se llama “Hastile”. Este ayudaba al centurión en todo lo relacionado con su sección, era el llamado suboficial de retaguardia.

Nuestros estandartes están encabezados por el “Águila Imperial”, símbolo físico del poder de Roma. Objeto sagrado y de culto, custodiado por la primera cohorte de la legión e instaurado por el cónsul Mario en su reestructuración del ejército y portado por el “Alquilifer”. En el estandarte la reseña SPQR, acrónimo que significa Senatus, Populus, Que, Romano ( El senado y el pueblo de Roma).
A ambos lados los “FASCES”, constituidas por varas entrelazadas coronadas por la hoja de un hadra. Son portadas por los “LICTORES”, símbolo de poder, comúnmente llamadas antorchas.

A continuación los “SIGNUM” o estandartes de centuria portados por los “SIGNIFEROS” (SIGNIFER). De entre sus significados destacan “La Victoria”, representada por una Diosa Alada en actitud de ceñir una corona de laurel al vencedor o emperador.
“La Mano”, símbolo o representación del “MANIPULO”, el manipulo estaba compuesto por dos centurias, es decir 160 hombres, este constituía la unidad básica de despliegue táctico.

Tras ellos unos signum con significados distintos y que incorporan al mismo las coronas cívicas; condecoraciones al valor que representan el hecho de que un soldado de esa unidad ha salvado la vida a otro compañero o a un ciudadano romano.

Después “La loba capitolina”, símbolo del origen de Roma, portada por el “vexiliario”. A sus lados y abiertos con pieles de lobo, los “cornices”, suboficiales encargados de transmitir las ordenes de los oficiales, con sus instrumentos característicos, también llamados “Bucinarios”.
También se incorpora a nuestra banda una escolta pretoriana, compuesta por siete miembros de entre los que destaca el “tribuno pretoriano”, encargado de la escolta del paso del Cristo de la Humildad durante el desfile procesional. La guardia pretoriana fue creada por el primer emperador Octavio Augusto para la protección de la familia imperial, así como de la propia ciudad de Roma.

6.- CENTURIA ROMANA MUNDA DE MONTILLA (CORDOBA).

La Centuria Romana Munda, nace en el año 1986 como consecuencia de la desaparición, dos años antes, de los antiguos Romanos que permanecen indelebles en la
memoria de los montillanos y que comenzaron su participación en los desfiles de Semana Santa de Montilla en el amanecer del siglo XX.

La tradición es el caballo de batalla de los Romanos de Munda. Un grupo humano integrado por más de un centenar de comprometidos centurianos defensores a capa y espada, del carácter propio de la Semana Santa en esta ciudad vinícola, asentada en el corazón de la campiña cordobesa.

Uno de los principales objetivos que la Centuria Romana Munda se marcó, así aparece reflejado en sus Estatutos y Reglamento interno, no era otro que el de recuperar y asentar una tradición tan arraigada en las gentes de Montilla: los Romanos. Este objetivo se va haciendo realidad día a día con el buen hacer de cuantos componen la Centuria y que dentro del ámbito local vienen desarrollado una ingente labor en diversos ámbitos de la vida social y cultural de Montilla contribuyendo al auge de la Semana Santa. Y así, ataviados con la indumentaria característica de la milicia romana, recorren sus itinerarios interpretando toques al son de cornetas tambores y timbales, reverdeciendo cada año la huella de los primitivos soldados romanos que durante generaciones han escoltado a Jesús hasta el Calvario de San Agustín, donde se venera la imagen del Nazareno.

A parte de recuperar y de asentar nuevamente una tradición perdida, los Romanos actuales se caracterizan por su lealtad y compromiso hacia la cultura de los pueblos y por sus ideas innovadoras que han introducido en los prolegómenos y durante la Semana Santa de su Ciudad. Así nos encontramos con un acto que está atravesando nuestras fronteras y que ya ocupa un lugar preeminente en la vida cultural de Montilla, siendo referente en el mundo del Derecho: La Sentencia Romana, pórtico obligado de la Semana Santa de Montilla, que siempre estará a cargo de un profesional del derecho y la judicatura y que este año correrá a cargo de la Excma. Sra. Dª Consuelo Madrigal Martínez-Pereda, ex-fiscal General del Estado y actual Fiscal de Sala del Tribunal Supremo.

Un día antes, coincidiendo con el último viernes de ensayos, se desarrolla el evento más esperado entre los más pequeños: La Tamborada Infantil donde se les reparten gratuitamente más de 1500 tambores para que, con sus toques, acompañen a la Centuria en su discurrir por las céntricas calles de Montilla Además, la Centuria escenifica, conjuntamente con la Hermandad del Viernes Santo, el acto de La Lanzada, acto nuevo e integrador, que está alcanzando cotas de arraigo en la
Semana Santana montillana. Tiempos atrás, en el Jueves Santo, desarrollaba el acto del Prendimiento tal y como se hacía antaño por nuestros predecesores romanos.

Igualmente los Romanos han incorporado el Viernes de Dolores, un acto, donde los Romanos recorren las calles montillanas para proceder a rendir reconocimiento a todas las Vírgenes titulares de las Hermandades que procesionan en la Semana Santa. Hecho que se inicia por la tarde / noche y finaliza entrada la madrugada.

Hasta aquí los actos en los que participa u organiza la Centuria en torno a la Semana Santa, pero su compromiso y trabajo no se limita a estas fechas. La Centuria siempre está, a lo largo del año, en continuo avance de preparación y de mejora, también, de otros acontecimientos como son la participación en la Noche de La Aurora y la organización de la Paella Romana en la que se reparten más de 3000 raciones, trabajando activamente por el incremento de las actividades comunitarias sobresaliendo el apoyo a asociaciones y fundaciones sociales mediante el desarrollo del acaecimiento de la Visita de los Magos de Oriente a su sede.

Es, igualmente, destacable que nuestro corto tránsito está siendo plasmado por Pepe Kano, gran dibujante, que a través de comics está recogiendo y reseñando cada una de las anteriormente mencionadas así como otras relacionadas donde está quedando reflejada nuestra pequeña historia.

Para finalizar, decir que somos herederos de las viejas bandas del Preso y del Nazareno. Legatarios del arrojo de aquellos primeros romanos que en la pasada centuria crearon y propagaron la tradición que hoy rebasa nuestras fronteras. Romanos, al fin y al cabo, en la tierra donde César y Pompeyo dirimieron sus asuntos y, de paso, decidieron la suerte del Mundo Antiguo.

7.- EL ESCUADRÓN DE SOLDADOS ROMANOS, SAYONES Y CHAQUETILLAS COLORÁS DE LA ARCHICOFRADÍA DE LA COLUMNA DE PRIEGO DE CÓRDOBA.

El momento fundacional del escuadrón hemos de situarlo en 1642 o al menos en el periodo que va desde 1642, fecha en la que se funda la Hermandad de Jesús en la Columna, hasta 1673, fecha en la que se redactan las Constituciones.

Ya en la instrucción redactada en 1686 para fijar el orden en que los distintos pasos y grupos de personas debían hacer la estación de penitencia, aparece “el escuadrón” colocado entre “los hermanos de azote” – los disciplinantes – y el “Jesús” del Prendimiento.

El 7 de Febrero del año 1700, se reunieron directivos de las Hermandades de Jesús en la Columna y Jesús Nazareno en el convento de San Francisco, acordando redactar un documento que va a ser presentado al Abad de Alcalá la Real. En dicho documento se pide licencia al Abad para formar una compañía que sirva en las procesiones. El 17 de Febrero, el Abad otorga licencia a las cofradías para que puedan formar el escuadrón que pretenden.

El 28 de Febrero se reúnen los directivos del Nazareno y la Columna, presididos por los dos Hermanos Mayores, poniendo en marcha el nuevo escuadrón, compuesto por hermanos de las dos hermandades. En dicha reunión se eligieron los puestos de mando: capitán, alférez, sargento y un paje para el capitán. Se nombraron también a los que harán de soldados, y la Hermandad de la Columna, integra también en su sección a un grupo para hacer de sayones.

Todo hace pensar que el uniforme debieron costeárselo los propios hermanos que asumían el cargo, gastos por los que se les compensaba con misas tras su muerte. Esto, entre otros problemas que aparecieron pronto, provocaron el malestar de algunos componentes del escuadrón y algunos de sus miembros pidieron ser relevados de sus cargos, encontrando las directivas de las dos hermandades verdaderas dificultades para cubrir los puestos vacantes.

En 1709 columnarios y nazarenos invitan  a la Hermandad de la Soledad a incorporarse al escuadrón en las mismas condiciones que las dos hermandades fundadoras, pero tras reunirse en la ermita de Santiago, los de la Soledad desestiman dicha  incorporación por la carga tan pesada que supondría y con objeto de no grabar a sus hermanos. La idea tuvo mejor suerte en 1713, año en que los Hermanos Mayores del Nazareno y de la Soledad, acuerdan que la Soledad asistirá con 18 soldados a la procesión del Nazareno y esta hará lo mismo con la procesión de aquella.

Dicho acuerdo en el que parece que no participó la Hermandad de la Columna, pudo dar pie a algún tipo de enfrentamiento, que debió quedar resuelto en la concordia firmada por las tres hermandades en 1718.

En 1722 vuelven a constatarse dificultades, y en 1730 sale muy mermado de efectivos. En el período entre los años 1750 y 1843 el escuadrón sale con normalidad, formado por sujetos de las tres cofradías que entonces hacían estación de penitencia por las calles de Priego, y en 1779, se introduce un clarín para que toque.

Durante esta época hay indicios de que el escuadrón fue convirtiéndose en piedra de escándalo, mezclando su actuación con el vino o el aguardiente, dando motivo a las autoridades eclesiásticas para que intentaran la supresión del Prendimiento.

En 1863 la Cofradía acuerda formar un nuevo escuadrón que probablemente sea el que se mantuvo, desvencijado y viejo hasta su desaparición en 1971. A partir de este año y hasta su refundación sólo desfilará el capitán y el teniente, acompañados de un pequeño grupo de sayones.

En 1974 se produjo un intento para recuperar el escuadrón, basándose en antiguos miembros de la banda de los maristas, que acababa de desaparecer, formándose una agrupación que, con dos vestuarios distintos, haría de escuadrón en Semana Santa y de banda de cornetas y tambores en Mayo. El proyecto fue financiado conjuntamente, por las Hermandades de la Columna y del Nazareno, pero el intento sólo duró tres años ya que en 1977 se dispersó por desavenencias entre las dos Hermandades promotoras.

En el año 2007 empezó a plantearse entre algunos miembros de la Hermandad de Jesús en la Columna,  la posibilidad de recuperar el antiguo Escuadrón, posibilidad que tomo definitivamente forma en el mes de octubre de 2009, en la que dichos hermanos propusieron el proyecto de refundación del escuadrón al Hermano Mayor.

Tomando como muestra los uniformes originales tanto de los soldados como de los “Chaquetillas Colorás”, que estaban en poder de la Hermandad, se procedió a confeccionar los nuevos, y se mantuvieron numerosas reuniones en las que se redactó y se aprobó un reglamento que regulara su funcionamiento, la forma en la que se eligen los puestos de mando de capitán, teniente y alférez, y la manera de nombrar a los que salen de soldados y sayones.

 Y de este modo el 31 de Marzo de 2010 Miércoles Santo, se presentó en la Iglesia de San Francisco el nuevo escuadrón refundado,  de la Hermandad de Jesús en la Columna, al que dirigió unas emocionadas palabras el Hermano Mayor y que tras ser bendecido por el vicario parroquial,  volvió a salir de nuevo en Pascalles y participó en la procesión y la representación del Prendimiento de dicho día, así como en la estación de penitencia el Jueves Santo del citado año 2010, continuando hasta la fecha.

 Fuentes:

*HISTORIA DE LA HERMANDAD DE LA SANTA VERACRUZ Y NTRO. PADRE JESÚS EN LA COLUMNA

Autor: MIGUEL FORCADA SERRANO

*Elaboración propia

8.- Escuadrón de Soldados Romanos y Chaquetillas Colorás de la Cofradía y Hermandad de Jesús Nazareno de Priego de Córdoba.

El origen del Escuadrón Romano de la Cofradía y Hermandad de Jesús Nazareno de Priego de Córdoba hay que buscarlo hacia 1602, año en que se habla en la Hermandad de la necesidad de introducir en el paso de su titular una serie de cornetas que serán el origen del escuadrón. En 1648, la Cofradía Nazarena acuerda traer ropas para que los cofrades salgan disfrazados a lo judío en el paso del Viernes Santo. En 1686, se constata la presencia de un escuadrón de soldados romanos en la procesión de la Santa Veracruz, Hermandad ubicada en la misma iglesia que la Cofradía Nazarena. En 1700, ambas hermandades acuerdan formar un escuadrón fijo que estaría compuesto por 36 soldados.

En 1718, las Hermandades del Nazareno, la Columna y la Soledad acuerdan aportar 15 soldados a la hermandad que sacara su procesión a la calle. Los soldados se colocarían bajo el mando del cabo de la hermandad correspondiente. En esos tiempos, no se permitía ser soldado sin ser cofrade, después cualquiera pudo formar parte de este Escuadrón Romano. Su primera salida era acompañando al Prendimiento. En la mañana del Viernes Santo, el Escuadrón recogía a sus capitanes, para tomar la Cruz de la iglesia y esperar la salida de Jesús Nazareno, al que acompañaban hasta el Palenque, lugar en el que el capitán del  Escuadrón Nazareno daba la voz de mando: “¡Escuadrón! ¡Paso redoblao como el año pasao!”
Por la tarde del Viernes Santo, el mando pasaba al capitán de la Soledad y Santo Entierro.

Actualmente, esta fecha de 1718 es la que se toma como más cierta para la fundación del Escuadrón, ya que se encuentra recogida de forma detallada en las actas de los cabildos de hermanos de las distintas hermandades que constituyeron el Escuadrón original.

El Escuadrón ha sufrido con el devenir de los años altibajos, combinando momentos de gran auge con momentos de casi total desaparición, como en la década de los 70 del pasado siglo, donde el Escuadrón fue sustituido por una banda de tambores, cornetas y romanos al estilo Imperio Romano, cuya indumentaria no guardaba similitud alguna con la del antiguo. Sí se mantuvo sin embargo durante estos años el acompañamiento de los mandos, algún soldado y sayones en el Prendimiento y en las procesiones de Jesús en la Columna y Jesús Nazareno, no así en la procesión de la Hermandad de la Soledad y el Santo Entierro.

En el año 1999, gracias a la inquietud de un grupo de hermanos en el seno de la hermandad, se recupera el antiguo Escuadrón, eliminando la banda de tambores y cornetas estilo Imperio Romano, y retomándose la característica y peculiar vestimenta de nuestro escuadrón. Lo que hace peculiar a nuestro escuadrón romano es la indumentaria de los Soldados Romanos y Chaquetillas Colorás. Los soldados romanos visten a la antigua usanza de los Gloriosos Tercios de Flandes Españoles: “visten calzón y juboncillo corto de ante y todos van con picas o alabardas, petos y morriones (de latón) de distintos colores: el capitán lleva capa de terciopelo y bordado en oro, color morado, espada y casco con plumero multicolor. Luque Requerey, en su libro “Antropología Cultural Andaluza. El Viernes Santo al Sur de Córdoba”. Los chaquetillas colorás, que es la parte instrumental de nuestro Escuadrón, visten a la usanza del soldado alemán de caballería de finales del siglo XIX, con casaca o chaquetilla roja, con botonadura dorada y detalles en pechera, hombreras y bocamangas en morado, pantalón y botas de montar y casco de latón estilo Bismarck.

A día de hoy el Escuadrón de Soldados Romanos y Chaquetillas Colorás se compone de 21 soldados romanos (18 soldados, 1 bandera, 1 Teniente y 1 Capitán) y de un número variable de en torno a 20-25 chaquetillas (1 alférez, 1 guión, 6 tambores y el resto cornetas).