El pasado sábado, 3 de marzo, en el altar mayor del templo Jubilar de San Francisco y presidido por nuestros Titulares, se celebró un Retiro Cuaresmal organizado por la Cofradía y Hermandad e impartido por la Hermana María del Valle Camino, Misionera Eucarística de Nazaret.

El Retiro estuvo enmarcado en cuatro ángulos :                           

1- En clave de energía de ser, constantes y esperanzada.                               

2- En un año donde se nos invita a hacer memoria conocida, ageadecida y actualizada de nuestra historia.                       

3 -En un año donde se nos invita a ser peregrinos hacia nuestro Templo Jubilar, donde tendremos la oportunidad de hacer un viaje de ida y de vuelta; entrar para estar con Jesús Nazareno adorando su presencia sacramental, para salir haciendo de Él por donde vayamos.                                                           

4- En un año donde podremos adquirir y gustar al Dios de la indulgencia y la Misericordia divina .                                                   

En definitiva en un año donde Jesús nos dice: “levantaos ,vamos”.       

Levantandonos, pero sin dejar de mirar a Cristo, siendo amigos y no siervos, redimiendo con la cruz, sin espadas. Sus manos son aquellas que un día levantaron el cáliz de la Cena, ofreciendose en ella, hoy levantan su cruz.  Abrazandonos en ella. Atrayéndonos hacia Él, de pie, con la mirada, buscando que nosotros la levantemos hacia Él, con los pies en tierra y el corazón en Dios. Asi nuestra  imagen del peregrino Nazareno nos invita a mirar al  peregrino Sacramentado, y tras sus pasos llegar a la meta, donde todo tiene sentido.