“Una Año Jubilar sin obras de caridad, no sería un Año Jubilar”.

Partiendo de esta premisa, la Cofradía y Hermandad de Jesús Nazareno es muy consciente de que no tendría mucho sentido celebrar tantos actos con motivo del 425 Aniversario Fundacional sin colaborar de forma activa con distintos proyectos de obra social, tanto en Priego como en otros paises donde también hay muchas necesidades, tal y como viene haciendo en los últimos años, pero de una forma muy especial durante este año de gracia en el que estamos celebrando el Año Jubilar Nazareno, concedido por su Santidad, el Papa Francisco.

El Año Jubilar dió comienzo con el reparto de alimentos y productos de higiene para 50 familias de Priego, donados por el banco de alimentos, para comenzar así el Año Santo ayudando a los más necesitados. Además la Hermandad sigue trabajando con su Bolsa de Caridad, para colaborar con Cáritas en la importante labor que desempeña en Priego. También se están preparando unos lotes de comida perecedera, carne y pescado para que sean complemento a la no perecedera que se dona habitualmente. Se intentará continuar con la campaña del aceite solidario. Se van a crear unas becas para el curso que viene para los niños que necesiten clases de apoyo y no tengan recursos sus familias para ello.

Todos estos proyectos se van a llevar a cabo en Priego, pero también se va a colaborar en el tercer mundo, con las misiones que realizan las Hijas del Patrocinio de María en Venezuela y con los Hermanos Maristas en África.

Uno de los proyectos más importantes con los que se está ya colaborando con los sacerdotes de nuestra diócesis, es la creación de una Capilla en la provincia de Picota, Prelatura de Moyobamba, en el Perú, la cual llevará el nombre de Jesús Nazareno.

Recientemente, hemos recibido una carta de agradecimiento de los sacerdotes P. Francisco Granados Lara y P. Paco Delgado Alonso, Párrocos “in solidum” de la Parroquia Virgen del Perpetuo Socorro, provincia de Picota, informando sobre el propio proyecto y transmitiéndonos la importante labor que se va a llervar a cabo con nuestra solidaria colaboración, ayudando a construir la nueva Capilla de Jesús Nazareno, para que pueda ser fuente de  evangelización y de acción social, colaborando así con la educación de los más pequeños y con las necesidades primordiales de la propia comunidad nativa.